Exposiciones 2024

intersecciones

Intersecciones

18.04.2024 – 01.06.2024

Claudia Joskowicz presenta «Intersecciones», su primera exposición individual en Jorge López Galería.
La muestra reúne dos obras fundamentales en su trayectoria: la trilogía de videos «Recreaciones» (2007-2009) y la videoinstalación «Cada edificio de la Avenida Alfonso Ugarte – Según Ruscha» (2011). En estas obras, Joskowicz reinterpreta momentos clave de la historia boliviana, utilizando paisajes y espacios públicos como escenarios para reflexionar sobre la violencia, la memoria y la construcción de mitos nacionales.
En «Recreaciones», la artista reinterpreta tres momentos clave de la historia boliviana:
• «Arrastrado y descuartizado» (2007) recrea la ejecución pública de Túpac Katari, líder indígena que se rebeló contra el poder colonial español en el siglo XVIII.
• «Vallegrande, 1967» (2008) se centra en la presentación del cuerpo del Che Guevara a la prensa después de su asesinato en Bolivia en 1967 y en la lavandería donde se lo tendió. Ahora el pequeño edificio, cubierto de grafiti, se ha convertido en una de las paradas más veneradas en la ‘ruta turística del Che’ y, por tanto, parte del mito del Che.
• «Round and Round and Consumed by Fire» (2009) reimagina la muerte de Butch Cassidy y Sundance Kid, dos forajidos estadounidenses que se cree fueron abatidos en Bolivia a principios del siglo XX.
«Recreaciones» invita al espectador a reflexionar sobre la manera en que la memoria histórica se construye y se transmite a través de imágenes y relatos confrontandonos con la violencia, pero también con la posibilidad de resignificar el pasado y reescribir las narrativas oficiales.
«Cada edificio de la Avenida Alfonso Ugarte – Según Ruscha» (2011) es una videoinstalación de dos pantallas que toma como inspiración el libro fotográfico del pintor norteamericano Edward Ruscha «Every Building on the Sunset Strip» (1966). En una toma continua de 26 minutos, Joskowicz documenta la vida cotidiana de la Avenida Alfonso Ugarte en El Alto, una ciudad satélite de La Paz y uno de los centros urbanos más grandes y de más rápido crecimiento en Bolivia. El Alto es, también, uno de los principales sitios donde tuvieron lugar las violentas protestas relacionadas con el conflicto del gas boliviano de octubre 2003. La obra yuxtapone lo cotidiano con el conflicto social, revelando la realidad abigarrada y el genio del lugar, así como la cotidianeidad de los países en vías de desarrollo.
Claudia Joskowicz vive y trabaja entre Santa Cruz de la Sierra y Nueva York. Ha expuesto ampliamente en los Estados Unidos e internacionalmente y su trabajo se encuentra en las colecciones permanentes del Museo Guggenheim, NY; la Fundación Kadist, San Francisco, la Fundación Cisneros Fontanals, Miami, y el Banco Central de la República, Bogotá. Joskowicz ha recibido numerosos premios y becas los cuales incluyen una beca NYFA en cine / video, el premio Anonymous Was a Woman, una Comisión de Artistas de Media Carrera de la Fundación Cisneros Fontanals, una beca Guggenheim en cine / video y una beca Fulbright. Ha sido becaria en Yaddo, Latin American Roaming Art Project, Oaxaca, México, Sacatar Institute, Bahia, Brasil, el programa AIM en el Bronx Museum of the Arts, NY y las residencias Workspace y Cité des Arts, Paris del Lower Manhattan Cultural Council, NY. Una monografía de su trabajo entre el 2006 -2022 será publicada por la Editorial Turner, Madrid en 2024.

intersecciones Leer más »

ARCO | Entrelugares: Explorando la Perspectiva del Extranjero en Casa

ARCO | Entrelugares: Explorando la Perspectiva del Extranjero en Casa

6.03.2024 – 10.03.2024

Group show

 

El proyecto para ARCO 2024, titulado “Entrelugares: Explorando la Perspectiva del Extranjero en Casa,” tiene como objetivo destacar tanto las visiones internas como las foráneas de nuestra comunidad y sus dinámicas. Este enfoque nos permite mostrar la riqueza de perspectivas que enriquecen nuestra comprensión y nuestra identidad como comunidad. Esta denominación reconoce la importancia de comprender cómo nos percibimos internamente y cómo somos percibidos desde fuera. Busca promover una comprensión más profunda de la complejidad de perspectivas en torno a la colonización y la descolonización, a través de la mirada de artistas nacidos en América del Sur (Latinoamérica) y residentes en Europa y Norteamérica. Todos ellos están a cierta distancia de su país de origen, lo que les permite actuar como observadores externos mientras mantienen vínculos con su realidad y origen específicos. A través de sus obras, exploran cómo se han interpretado y representado el paisaje, la cultura y la identidad. Esta perspectiva se asemeja al “entrelugar” que Edward Said teorizó, habiendo habitado él mismo un espacio intermedio entre Palestina y Nueva York, lo que le otorgó una perspectiva única en su trabajo comparativo entre culturas. Este proyecto para ARCO2024 nos invita a reflexionar sobre cómo las perspectivas foráneas pueden enriquecer nuestra comprensión de otras culturas y regiones del mundo. Además, resalta la importancia de la perspectiva externa en la construcción de la identidad cultural y la narrativa histórica, demostrando cómo esta influencia moldea la forma en que interpretamos y nos relacionamos con nuestra región.

ARCO | Entrelugares: Explorando la Perspectiva del Extranjero en Casa Leer más »

Derritiente para todos los colores

Derritiente para todos los colores

09.02.2024 – 06.04.2024

Real Fábrica de Loza y Porcelana del Conde de Aranda, L’Alcora, Castellón, Valencia.

 «Se toman tres partes de la piedra calcinada, tres partes de minio; todo esto derretido se echa sobre una piedra y queda hecho» (Escrivá de Romaní, 1945, pp. 252).

 Me considero un intruso en este lugar. La fábrica, en un principio, me rechazó; caí enfermo y me costó mucho empezar a explorar. Días después, al haber superado este impase físico, creo que me dejó en paz. Aunque luego me recordó que todo podía caerme en la cabeza.

L’Alcora, noviembre de 2023

«No se saque de la Fábrica los materiales que hubieren entrado en ella, si no es fabricados. Ordenamos que, habiendo entrado algún material dentro de nuestra Fábrica, no pueda salir sino está fabricado, por ningún motivo, ni aun el de molerse, o cocerse fuera, para cuyo fin queremos haya dentro de las puertas de nuestra Fábrica las oficinas necesarias, y por falta de estas, no se recurra a otras» (Escrivá de Romaní, 1945, pp. 284-285).

Solo se trabajó en la parte de Tilesa. Tilesa viene de «tiles», azulejos en inglés. Tilesa fue el último guardián de lo que quedaba de la Real Fábrica del Conde de Aranda. Poco a poco, ha ido aceptando mi presencia en el lugar, y empiezo a escuchar lo que trata de comunicar. En la fábrica hay muchas cosas: azulejos rotos, pintados, sin pintar, azules, rojos, amarillos, verdes, con estampaciones, en crudo, esmaltes y engobes por doquier, hornos rotos y techos caídos. Entra la luz del sol por agujeros, y las piscinas de esmalte tienen nombres como «verde avocado» o «negro Texas». Tilesa dejó todo atrás. La historia se detuvo, pero ahora empieza a mutar. A veces, la cerámica es un juego con el tiempo. En ella, se sintetizan procesos geológicos de millones de años en tan solo unas horas, y también se congelan momentos e historias. El tiempo se vuelve sólido y todo termina siendo parte del paisaje y piedras en el bolsillo. L’Alcora está construida sobre L’Alcora y Tilesa sobre la Real Fábrica. El pasado se acumula en bancales y bajo el suelo. Algo hizo que todos se fueran y dejaran a su paso restos, que no son basura, sino más bien oro. Colores y más colores en la penumbra de un lugar que quiere hablar y diluir su historia para poder ser leída.

«Pena para los que adulteren la Fábrica. Mandamos que, si alguna persona de dentro o fuera de la Fábrica, con poco temor de Dios, conspirase para adulterar la Fábrica, ya sea procurando que la loza o fayenza no salga de tanta fineza, o bien que se pierdan los barnices trabajados, o alguna hornada, o cualquier otra cosa maliciosamente, convencido de su delito, se le castigue con la pena de 200 azotes irremisiblemente, y si hubiere sucedido el daño, deba pagar todo el perjuicio causado» (Escrivá de Romaní, 1945, pp. 271).

Pido perdón por romper las antiguas ordenanzas de la Real Fábrica y espero que ningún conjuro caiga sobre mí y las obras. Aquí todo ha sido producido, derretido, alterado y corrompido con lo que se pudo encontrar en los vestigios de un lugar que se encuentra en proceso de volver a ser, por lo menos una parte en apariencia.

Javier Bravo de Rueda

Bibliografía: ESCRIVÁ DE ROMANÍ y de LA QUINTANA, Manuel, Conde de Casal. Historia de la Cerámica de Alcora. 400 pp., 2da. Edición. Madrid. Aldus S.A. 1945.

Derritiente para todos los colores Leer más »

Scroll al inicio